¿Qué es un sistema de precios?

Cuando hablamos de un sistema de precios, nos referimos a un espacio económico en el que los bienes y servicios ofrecidos se obtienen mediante un pago estipulado. Es decir, que para que los productos sean distribuidos o entregados, se debe hacer un intercambio por dinero. A este pago es a lo que denominamos precio y puede ser fijo, libre o una mezcla de ambas.

Este sistema es un conjunto único ordenado de diferentes tipos de precios que sirven para regular las relaciones económicas entre varios participantes en los mercados nacionales e internacionales.

A su vez, los mismos se interconectan manteniendo una constante dinámica debido a la influencia de muchos factores. También encontramos la influencia de bloques de precios dependientes e independientes, tales como precios al por mayor, tarifas de transporte y comunicaciones, etc.

Índice

    Características del sistema de precios

    El origen del sistema de precios lo encontramos en la necesidad de hallar una fórmula que organizara el proceso de intercambio, adjudicando un valor establecido a los productos. Los conceptos del comercio y del mismo dinero provienen del mismo comienzo.

    En cuanto a sus características, la primera que hallamos está estrechamente ligada a su función. Encontramos que el precio de un artículo, por ejemplo, nos dice cuáles son las preferencias de la población. Es decir, que determina la oferta y la demanda de un bien o servicio.

    También representa la relación que existe entre el bien o servicio y el tiempo y esfuerzo que se invierte en obtenerlo. Es entonces cuando observamos las diferentes ofertas para artículos similares, que compiten dentro del mercado.

    Gracias al sistema de precios podemos determinar cuanta es la escasez o la abundancia, con relación a las necesidades que presenta la población. Por Consiguiente determina cuál es la cantidad de bienes que se deben producir o los servicios que realmente tienen demanda por parte de una sociedad.

    Es decir, que mide las actividades de producción, regulando y manteniendo un equilibrio de mercado. Por supuesto, es necesario dominar la relación entre la oferta y la demanda y conocer cuál es la elasticidad de los precios dentro de dicho mercado.

    sistema de precios

    Tipos de sistemas de precios

    Como ya mencionamos al inicio de este artículo, existen tres sistemas de precio: fijo, libre o mixto. Dicho esto, solo nos resta definir cada uno.

    • Sistema de precios fijo: Esta modalidad se refiere a que el establecimiento de los precios de cada bien o servicio está en manos completamente del gobierno de un país.
    • Sistema de precios libre: aquí encontramos que los precios son regulados por la oferta y la demanda, fluctuando según los cambios que presenta el mercado y estipulados de acuerdo al productor.
    • Sistema de precios mixto: es el modelo que encontramos con más frecuencia. Surge de la combinación de los dos anteriores, siendo que los bienes y servicios de primera necesidad suelen ser los regulados por el gobierno.

    sistema de precios

    ¿Para qué sirve un sistema de precios?

    La función del sistema de precios consiste en mantener un equilibrio en el mercado, considerando cada uno de los factores que intervienen en el mismo. Esto es dado que el valor económico de los bienes y servicios está directamente relacionados con la oferta y la demanda, y al mismo tiempo con la inversión que los mismos requieran tanto en tiempo como en materiales.

    Es fundamental comprender las funciones del sistema de precio y el origen del valor económico de los bienes y servicios, ya que este es el modelo económico que encontramos en casi todos los países a nivel mundial.

    Aun así, es sorprendente encontrarse con que, a pesar de ser un vocablo que manejamos de manera cotidiana, no todos dominan a profundidad el concepto.

    Racionalización de bienes y servicios

    Uno de los beneficios del sistema de precios se refiere a la garantía de que los recursos se repartirán equitativamente entre los miembros de la comunidad. Estos llegan en forma de bienes y servicios, y gracias a la oferta y la demanda se equilibra las cantidades para lograr el equilibrio.

    Esto ayuda a las empresas a determinar la cantidad de producción de un específico artículo, garantizando que esté se venderá en el mercado. También es un factor para establecer un precio por dicho producto, que es el que los compradores estarán dispuestos a pagar.

    sistema de precios

    ¿Cómo se fijan los precios en el mercado?

    Para saber cómo fijar los precios de un bien o servicio, lo primero que se debe realizar en un análisis del mercado. Entendiendo que estamos en un sistema de precios libre o mixto, encontraremos que existe lo que se denomina la libre competencia, es decir, que las empresas ofrecen sus artículos intentando ser la mejor opción económica para el consumidor.

    Es decir, que a pesar de que las empresas son libres de colocar los montos que prefieran, el mercado y el sistema de precios los lleva a variar estos valores de acuerdo al comportamiento de la oferta y la demanda.

    Otros factores a considerar son las necesidades que la población presente con respecto a este bien o servicio ofrecido. Esto determinará el monto que los consumidores están dispuestos a pagar por el mismo, por ejemplo.

    El sistema de precios, los consumidores y las empresas

    Tanto los propietarios de los factores como las empresas productoras se desenvuelven dentro del mercado a fin de obtener un beneficio económico a cambio del bien o servicio que ofrecen. Este constituye el principal incentivo que encontramos en el sistema de precios.

    Este genera un capital que a su vez sería invertido para cancelar los costes de producción de nuevos artículos. Entre estos valores encontramos la adquisición de materia prima, logística, horas de trabajo a los empleados, diseño, entre otros.

    En cuanto a la relación del sistema de precios y los consumidores, estos se ven beneficiados gracias a la competencia que se desarrolla entre las empresas a fin de convertirse en la elección final del público.

    De esta manera, los consumidores son los que determinan también la demanda por determinado bien o servicio. Entrando así en el mercado económico y en la dinámica del sistema de precios.

     

    Te puede interesar leer sobre las Estrategias de Precios AQUÍ

     

     

     

     

    Subir