¿Qué son mercados desarrollados?

Los mercados desarrollados son aquellos que encontramos en los países más avanzados económicamente. En ellos podemos observar grandes niveles de liquidez, ingresos altos, capitalización bursátil, movimiento de recursos económicos, empresas extranjeras e instituciones eficientes.

Los tipos de mercado son parte de los puntos a considerar cuando se calcula en nivel de desarrollo de un país. Cuando se trata de un nivel alto, encontramos industrialización, altos estándares de vida para los residentes, leyes que regulan el desempeño gubernamental e institucional, y, un mercado desarrollado. Entonces se le considera un país del primer mundo.

Índice

    Características de los mercados desarrollados

    Cuando un país ostenta el título de mercado desarrollado es porque cuenta con determinadas características, que hacen que entre dentro de esta categorización. Entre las más destacadas encontramos las siguientes:

    • Cuenta con una economía en la que se observan altos ingresos.
    • Sus mercados de valores y de divisas libres están presentes, definibles y bien desarrollados.
    • Existe una amplia oportunidad de registro simple para empresas extranjeras que deseen invertir.
    • Se presenta una posibilidad de préstamo de acciones para inversionistas extranjeros.
    • Hay libre competencia entre los proveedores de bienes y servicios.
    • Los bienes y servicios ofrecidos cuentan con una calidad alta o excelente. Aunque también se pueden observar propuestas de calidades inferiores.
    • Existe suficiente liquidez para contar con un respaldo de las inversiones globales de gran envergadura.
    • Los mecanismos de negociación existentes son eficientes y eficaces.

    Mercados desarrollados

    Qué beneficios encontramos en los mercados desarrollados

    Como es de imaginarse, los mercados desarrollados cuentan con una gran cantidad de ventajas, especialmente para los inversionistas. La primera a destacar es la simple obtención de información referente a las condiciones, normas, requisitos legales y requerimientos técnicos. Otros beneficios se enumeran a continuación.

    • Se observa una considerable cantidad de empresas dispuestas a recibir profesionales extranjeros de distintas partes del mundo.
    • Hay una notable estabilidad institucional.
    • Encontramos elevados niveles de renta y demanda.
    • Ofrecen una mayor seguridad con respecto a su marco jurídico.
    • Se encuentra minimizado el riesgo político y de impagos.
    • Se observan buenos o magníficos niveles de solvencia.
    • Evidencia de fundamento y formalidad en los agentes económicos.

    ¿Existen algunos contras en los mercados desarrollados?

    Como para todo en la vida, no solo existen los pros, también debemos conocer los contras. En el caso de los mercados desarrollados, si bien los beneficios son numerosos, esto no quiere decir que sea sencillo adentrarse en ellos. Al contrario, es muy recomendable tener una preparación apropiada para que los resultados sean los esperados.

    Primeramente, hay que tomar en cuenta las barreras culturales, como el idioma, por ejemplo. Además, existen distintas maneras de negociar, y cada detalle es importante, no solamente para establecer las reglas de la inversión, sino para poder llegar al consumidor.

    Las barreras administrativas pueden ser muy difíciles, y no son inexistentes en el mercado desarrollado. A menos de que estemos hablando de empresas que pertenecen a los mercados únicos o que estén vinculadas a la internalización referente al país en cuestión.

    La importancia de los mercados desarrollados

    Los mercados desarrollados son espacios donde existe una garantía para los inversionistas y mayor potencial de éxito para las empresas. Es por ello que 9 de los 10 mayores importadores del mundo entero, pertenecen a este tipo de mercado. La única excepción es China.

    Entre los países que cuentan con un mercado desarrollado encontramos a los Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Australia y Japón. Si nos analizamos de cerca, encontraremos que tienen todas las características antes mencionadas, con un significativo ingreso per cápita y una gran estabilidad política, social y económica.

    Dentro de los mercados desarrollados existe una muy considerable variedad de oportunidades para que una empresa pueda lograr un buen crecimiento, e incluso apostar a la exportación o a la internacionalización de la compañía. Todo gracias al respaldo que ofrece el equilibrio y estabilidad de la economía de dicho país.

    mercados desarrollados

    Cuáles son las diferencias entre los mercados desarrollados y los subdesarrollados

    Existen grandes diferencias que van desde lo geográfico hasta lo financiero, convirtiendo estos mercados en dos extremos completamente opuestos. Esta falta de similitud está relacionada con condiciones tanto internas como externas, y en muchos casos tiene que ver directamente con la estructura social y la de producción.

    La primera diferencia la observamos en el tipo de vivienda, que en los modelos desarrollados se trata de estructuras sólidas y modernas, bien sea casas o edificios. En ellas se cuenta con todas las comodidades y la tecnología avanzada.

    El sistema de salud es otra gran diferencia entre los mercados desarrollados y los subdesarrollados. En el primer caso, encontramos variedad de centros médicos, donde recibir atención de emergencia, primaria o especializada, tanto a nivel público como privado. Además, cuentan con un proceso de sanidad y control moderno y avanzado.

    La educación y la alimentación son dos diferencias fundamentales. En los países desarrollados existen leyes que obligan a los niños a recibir educación, siendo este un derecho y un deber. En cuando a los requerimientos diarios para una buena nutrición, la posibilidad de cumplir con una dieta balanceada y rica en nutrientes es mucho mayor.

    Finalmente, el sistema de transporte es mucho más desarrollado en los países de alto nivel, teniendo una variedad de opciones. Carros particulares, taxis, trenes, autobuses, y otros.

    mercados desarrollados

    ¿Es mejor un mercado desarrollado o subdesarrollado?

    En realidad no existe una respuesta específica para esta pregunta. La mejor inversión dependerá de las intenciones de cada empresa, las dimensiones de la misma y el producto que desea colocar en el mercado.

    En algunos casos, ciertos acuerdos comerciales entre países pueden resultar favorables para desarrollarse en un mercado subdesarrollado. Pero si lo que se desea en lograr un mayor crecimiento y alcance de una población con poder adquisitivo, entonces los mercados desarrollados son la mejor opción.

    También se debe tomar en consideración el capital financiero y humano con el que cuenta la empresa y cuál es la competencia. Incluso, la inversión en países subdesarrollados puede significar un beneficio mutuo, ya que se generarían fuentes de empleo y posibilidades de mejorar las condiciones de vida de la población.

    Para saber exactamente cuál es el tipo de mercado que resulta más conveniente, lo ideal es realizar un buen estudio previo, tomando en cuenta las características, necesidades y objetivos de la empresa.

    De allí se obtendrá la respuesta a cuál es el mejor mercado para invertir, según las condiciones que ofrece y las posibilidades de crecimiento. Además de las posibles estrategias para responder a la demanda del mismo.

     

    Te puede interesar leer sobre El mercado nacional o interior europeo AQUÍ 

     

     

     

    Subir