Organigrama de una empresa

El organigrama de una empresa es una herramienta eficaz para simplificar estructuras complejas. Esta guía le ayudará a entender su significado y estructura y le mostrará cómo crear uno desde cero o a partir de una plantilla.

El organigrama de una empresa representa el esqueleto, la columna vertebral de toda la organización. Los líderes marcan la pauta de toda la organización"

Una gran verdad, en la que se refleja la esencia misma del organigrama de la empresa, es decir, la capacidad de definir con precisión las funciones, los cargos y las relaciones de interdependencia de las personas que trabajan en la empresa en distintas capacidades como empleados, directivos y ejecutivos.

Índice

    ¿Qué es el organigrama de una empresa?

    El organigrama de una empresa proporciona una representación gráfica de la estructura organizativa de la empresa, destacando los roles, los vínculos funcionales y jerárquicos, la división de tareas y las responsabilidades de las personas que trabajan en la empresa en un momento determinado.

    Una instantánea de la situación contingente de la empresa, por tanto, que debe actualizarse constantemente para registrar puntualmente los cambios que se producen como consecuencia de las entradas y salidas, pero también de los avances en la carrera o de los cambios en el negocio.

    El cuadro suele completarse con una descripción del puesto, en la que se detallan las tareas y requisitos asociados a cada tipo de trabajo.

    El organigrama de una empresa: utilidad

    Es muy útil para tener una representación gráfica de las tareas, los niveles jerárquicos y la marcha general de la empresa.

    Facilita la organización de la empresa a cualquier nivel y es muy importante para gestionar el trabajo de cada empleado.

    Un organigrama es una herramienta utilizada para ilustrar gráficamente la marcha general de una empresa, permitiendo una visualización clara e inmediata de la jerarquía de la empresa, los distintos roles de los empleados y los diferentes departamentos.

    Se trata, por tanto, de un diagrama organizativo compuesto generalmente por rectángulos y líneas: los primeros representan las entidades, generalmente definidas con siglas; las líneas, en cambio, representan las relaciones entre dichas entidades.

    ¿Cómo funciona el organigrama de una empresa?

    El organigrama de una empresa es un documento muy intuitivo que permite entender cómo está estructurada la empresa, qué personas forman parte de la organización y con qué funciones.

    Se trata de una representación que debe ser lo más completa y clara posible, para que los empleados puedan entender claramente su posición, sus contactos directos y sus dirigentes. Suele constar de dos elementos gráficos:

    Rectángulos o elipses, que representan entidades u organismos como direcciones, funciones, departamentos, oficinas o dependencias.

    Los órganos, a su vez, pueden subdividirse en órganos o funciones de línea, que ejercen una autoridad jerárquica sobre los órganos subordinados y realizan actividades de importancia primordial para la empresa, y órganos o funciones de personal, que prestan apoyo a los primeros realizando tareas de oficina de estudios, secretaría o similares.

    Líneas, que resaltan las relaciones entre entidades, formalizando las jerarquías corporativas. Las líneas continuas indican vínculos jerárquicos, mientras que las líneas discontinuas destacan la ausencia de relaciones jerárquicas entre las funciones.

    Hay varias formas de representar gráficamente las relaciones entre los roles

    • Los más utilizados son los diagramas de árbol (o diagramas de directorio),
    • Los diagramas de bandera (que se extienden en altura),
    • los diagramas de pirámide (que se extienden en anchura),
    • los diagramas circulares (en los que el nivel jerárquico más alto se sitúa en el centro) o
    • los diagramas mixtos (en los que algunos niveles se representan en forma de pirámide y otros en forma de bandera).

    ¿Para qué sirve un organigrama?

    Esta herramienta organizativa permite comprender el funcionamiento de una empresa mediante

    proporcionando la información necesaria para coordinar actividades y proyectos.

    Un organigrama de empresa ayuda a definir los objetivos generales de cada sector siguiendo su realización.

    Hace que el camino de la promoción sea más claro para los empleados, estimulándolos a escalar el organigrama y proponiendo un posible ascenso como un desafío.

    Representa la cadena de mando y las relaciones de los distintos sectores, ofreciendo la ventaja de poder distribuir las tareas entre los trabajadores de mayor a menor, facilitando el crecimiento de la empresa y la consecución de los objetivos preestablecidos.

    Permite poner de manifiesto las anomalías en la organización de la empresa, lo que permite mejorarla y optimizar sus funciones.

    El organigrama puede ser utilizado por el departamento de RRHH para facilitar la comunicación entre los trabajadores y el personal y mejorar las funciones del puesto.

    Este método de organización permite comprender qué funciones funcionan y cuáles, por el contrario, hay que cambiar.

    Tipos de organigrama

    Existen tres tipos de organigramas, que se crean en función de las necesidades de la empresa:

    Organigrama funcional

    Se trata de una herramienta de organización jerárquica en la que los trabajadores se agrupan por especialidades y son supervisados por un director de función que es responsable del rendimiento de su sector.

    El organigrama de una empresa

    Las organizaciones funcionales se dividen en sectores, departamentos y oficinas, por ejemplo, Marketing, Administración, Recursos Humanos, etc.

    El modelo funcional permite supervisar las actitudes y el rendimiento de un determinado departamento.

    Organigrama de la División

    Se trata de un sistema organizativo adecuado para grandes empresas. En ellas es posible realizar una división estructural en función de las líneas de productos o de las zonas geográficas en las que se encuentran las divisiones de la empresa. También, en función de los clientes a los que se destinan los productos.

    El organigrama de una empresa

    El modelo divisional ofrece a un solo equipo la posibilidad de ocuparse de un solo producto o línea de productos o de un solo servicio o línea de servicios.

    Cada división, en el organigrama divisional, tiene su propia dirección, lo que la convierte en una estructura independiente, capaz de diseñar, producir y comercializar el producto o servicio.

    Organigrama matricial

    La estructura matricial es un modelo organizativo compuesto horizontalmente por filas y verticalmente por columnas.

    El organigrama de una empresa

    Es prácticamente la unión del sistema funcional y del sistema divisional, caracterizado, por tanto, por dos Direcciones: una para las distintas funciones (Ventas, Producción, Compras, etc.) y otra para los productos o servicios, las zonas geográficas o la gestión de clientes.

     

    Puedes leer sobre la abundancia en la economía aquí

    Subir